Sala 1

José Manuel Cuesta - La contingencia del habitar: la invasión

 

La estética contingente del habitar, entendida como una forma que emerge del proceso en relación  con la materialidad, el  individuo y su necesidad expresa de habitar el lugar desde las formas no convencionales, afectando directamente la percepción espacial, por tanto, es preciso comprender “como esa contingencia (necesidad) es vivenciada antropológicamente en cada mundo individual para describir y descubrir ahí que ella también es el sustrato de la normatividad de un mundo complejo”. En este sentido existen varias dinámicas que afectan  a la contingencia como es la percepción de Estado al interior de la invasión, mostrando un abandono y desprotección que se diferencia en los marcos legales, por los llamados ilegales;  En la presente propuesta plástica se  analiza las condiciones, mecanismos para acceso y obtención de un lugar para habitar en una ciudad como Cali, con espacios simultáneos, compartidos al igual que las  viviendas y cancha siendo provistas por las estructuras ilegales que allí convergen resultantes del fenómenos de migración y violencia  al interior del país formando invasiones  sin garantías y mucho menos con respuestas.

En este sentido la intervención  consiste en crear una cancha con materiales reutilizares como madera, esterilla, guagua y lamina de zinc  ensamblados para aprovechar las características de cada uno y su forma original respondiendo a la contingencia (como necesidad de resolver en la medida que aparece y el medio lo permite , invadiendo un espacio que cuenta con sus propias reglas la sala 1; aplico para ello el mismo principio de construcción  de  los espacios en la invasión que son rápidos, que pueda desarmarse de igual forma  y aparecen en cualquier lugar sin autorización o dados y regularizados por las oficinas de cobro; para obtener los materiales recorro El Barrio y sus sectores recolectándolos ya que son dejados  como  desechos, siendo esta la manera de  muchos habitantes de poseer un lugar que habitar.

Las dimensiones de la cancha son 4,60 cm x  2,90  x  2,85 cm  de alto la cual es una instalación funcional que invita al espectador a interactuar  con ella como es en el contexto real de la invasión Valladito en la comuna 15. 

Ahora bien esta propuesta ha sido desarrollada en mi casa materna  y en ketchup desde lo físico y virtual que implica ocupar un lugar especifico, entablando un diálogo con los materiales y la forma  de entenderlos, además de cómo afecta mi relación con el contexto; debido a  que los individuos que allí habitan poseen una clara necesidad de tenencia, siendo consecuencia de un Estado  sin visión y representación  en donde  las viviendas  y espacios muy precarios se transitan en una distribución espacial reducida o mucho más, que va  en contraposición a la idea de vivienda digna según el  “articulo 51 de la constitución política de Colombia”  sin infraestructuras, servicios y permisos; pero con ayuda mutua entre ellos que la convierte en un poblamiento invadido; es así como el Estado, sus gobiernos carecen de herramientas y voluntades para garantizar una vivienda en la medida que logren frenar los desplazamientos migratorios  como antecedente y posterior consecuencia para habitar el lugar desde la pobreza; al contrario  lo que impulsa al gobierno a poner en marcha políticas son las alternativas de asistencia y urgencia, localización y sectorización, lo más grave en cuanto al mercado existente de las viviendas.

umbral